EL VELERO MÁS RÁPIDO DEL MUNDO

Marina Vela Barcelona acogió la Final Youth Foiling Gold Cup 69F, la competición que reúne a los veleros más rápidos del mundo.

Todo comenzó en Verona, Italia. Los ingenieros se embarcaron en un proyecto que tenía como finalidad crear unos barcos monocasco de carbono, aluminio y acero que navegaran con ‘foils’ (unos apéndices como alas que sacan el casco fuera del agua) con una eslora de 6,90 metros y que fueran capaces de alcanzar una velocidad brutal de hasta 35 nudos (unos 65 km/h).

Al resultado se le bautizó como Persico 69F y desde entonces ha dado lugar a una vibrante competición llamada 69F alrededor de todo el mundo en el que participan veleros de todas las nacionalidades con un solo objetivo: ser los veleros más rápidos del mundo.

Dicho esto, en Marina Vela, en Barcelona, la gran Final Youth Foiling Gold Cup 69F tuvo lugar del 3 al 6 de noviembre y el ganador fue la embarcación DutchSail Janssen de Jong (Países Bajos). Dominó las tres regatas y la match-race final sobre el segundo clasificado, los franceses del Groupe Atlantic. El equipo Black Salmon Argentina se alzó con el tercer puesto.

El día de la gran puesta en escena amaneció con unas condiciones de navegación perfectas: viento y oleaje idóneos. Seis equipos estaban en liza, ansiosos por ganar, por llegar los primeros y pulverizar los ‘nudos’ en tres regatas, culebreos, vuelos de vértigo, velocidad, pero solo los dos mejores podían acceder a disputar la gran final a dos series.

La suerte, y la habilidad, estaba echada: Países Bajos contra Francia. Y no falto intriga, ya que los holandeses recibieron una penalización por parte del árbitro al inicio de la regata, pero se vinieron arriba enseguida y besaron la meta tras dos vueltas rápidas.

Ser segundo no es plato de buen gusto, pero Clement Cron, director de Groupe Atlantic se lo tomó con filosofía deportiva, como debe ser: “Nuestro objetivo era estar entre los dos primeros equipos y lo logramos, así que estamos felices. Nos encantó la batalla entre los dos mejores, así que hay que volver el año que viene para estar mejor o ¡ganar!”.

Los nueve equipos participantes lo han dado todo en esta gran final organizada por Marina Vela Barcelona y el Club Náutico de Vilassar de Mar, con la colaboración del restaurante Velissima, los barcos de De Antonio Yachts y las neumáticas Highfield.

Este mismo enclave será el lugar para la próxima final de los veleros más rápidos del mundo del próximo año, del 2 al 5 de noviembre, tras surcar con sus ‘hidrofoils’ Miami (del 16 al 21 de enero), la Grande Mottee en Francia (8 al 14 de mayo), Newport, RI-USA en junio y Torbole y Lago de Garda en agosto.

Fuente: Expansión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Main Menu

¿Necesitas ayuda?