ESPECTACULAR INCENDIO QUEMA UN LUJOSO YATE DE 45 METROS DE UN MILLONARIO ITALIANO EN FORMENTERA

En el barco viajaban siete tripulantes y nueve pasajeros, que se encuentran ilesos

(ESPAÑA) – Un incendio se desató ayer jueves por la tarde a bordo del yate Aria SF, de 45 metros de eslora, que se encontraba fondeado en Cala Saona, en la costa oeste de Formentera (Islas Baleares), según ha informado Salvamento Marítimo. En el barco había siete tripulantes y nueve pasajeros, todos se encuentran ilesos.

Inicialmente, los tripulantes se han quedado a bordo tratando de sofocar las llamas, mientras que los viajeros han subido a bordo de otros barcos cercanos. Pero el fuego se ha reavivado, y entonces la tripulación también ha tenido que abandonar la nave. Por el momento se desconocen las causas y el origen del incendio.

La nave pertenece al empresario italiano Paolo Scudieri, el presidente del Grupo Adler-Hp Pelzer, una compañía de suministros para la industria del automóvil. La Guardia Civil investiga las causas del fuego, aunque varios testigos aseguran que se oyeron diferentes explosiones en los momentos previos al estallido del incendio.

El aviso del inicio de las llamas se ha producido sobre las 17.00 horas, y ha sido entonces cuando Salvamento Marítimo ha movilizado a la Salvamar Acrux, a una nave de la Guardia Civil y a la Guardamar Concepción Arenal, que se han desplazado al lugar para ayudar con las tareas de extinción y de evacuación de los pasajeros y la tripulación.

El fuego se originó sobre las cinco de la tarde de este jueves cuando la nave se encontraba en cala Sahona, en Formentera. Cuando se recibieron las primeras llamadas al servicio de Emergencias 112, se desplazaron hasta el lugar dos embarcaciones de Salvamento Marítimo y una patrulla de la Guardia Civil. Fueron necesarias varias horas para sofocarlo y la sobreesctructura quedó completamente arrasada. Los restos fueron trasladados a Ibiza por la Guardamar Concepción Arenal. Según informa la Guardia Civil no hubo tampoco vertidos de combustible, aunque fue necesario activar el plan especial de contingencia por contaminación accidental de aguas.

Varios testigos aseguran que se escucharon varias explosiones. En un principio, los invitados a la nave pudieron acceder a otros barcos cercanos y los tripulantes trataron de sofocar las llamas, pero cuando el incendio se descontroló, el yate tuvo que ser completamente desalojado. Salvamento Marítimo rescató a las 17 personas que se encontraban a bordo (siete tripulantes y nueve invitados) y ninguna resultó herida.

El portal digital Superyachtfan, que cuenta con un detallado listado sobre los yates que existen en el mundo y sus propietarios, indica que el Aria SF, como se llamaba el barco, tenía 45 metros de eslora y este era su primer año de funcionamiento. El coste de construcción había sido de 45 millones de dólares y su mantenimiento anual costaba dos millones. Además de la industria del automóvil, Scuderi, originario de Nápoles, también tiene empresas hosteleras y en el sector de la alimentación.

El análisis de los restos y la declaración que la Guardia Civil tomará a tripulantes e invitados despejará las dudas sobre qué le pudo pasar al yate para que quedara reducido a cenizas en cuestión de horas en su primer año surcando el mar.

Fuente: El País de España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Main Menu

¿Necesitas ayuda?