UNO DE LOS VEHÍCULOS ELÉCTRICOS MÁS GRANDE DEL MUNDO ES UN BARCO Y ES CHINO

Algunos paradigmas caen con la tecnología. Y la necesidad de poco peso y volumen para la eficiencia de un vehículo impulsado por baterías, es uno de ellos. Al menos en el agua

Si alguien busca el lugar ideal para construir un astillero de barcos de gran porte, probablemente la elección estará en alguna ciudad con costa marítima. La opción, tal vez impulsada por razones operativas o incluso financieras, sea un lugar que tenga acceso a una vía acuática alternativa como un río de aguas profundas o un canal de paso, como en canal de Suez, en Egipto.

Esta podría ser la explicación para entender que en la ciudad china de Yichang, en la provincia de Hubei, que está a poco más de 1.000 km del Mar de China, se haya construido el crucero Yangtze River Three Gorges 1. Justamente el nombre del río Yangtze es la explicación. Se trata del tercer río más largo del mundo, que recorre un largo camino de 6.400 kilómetros, uniendo la meseta tibetana con la ciudad industrial de Shanghai, en las costas del Mar de China Oriental, previo paso por Wuhan, la ciudad que se hizo famosa en los últimos dos años por ser el lugar donde se propagó el virus del covid-19.

El Yangtze River Three Gorges 1 es un barco de 100 metros de eslora, 15,8 metros de ancho y 4 metros de profundidad, capaz de transportar 1.300 pasajeros. Pero la novedad no es su procedencia ni su tamaño, sino su propulsión, ya que según sus fabricantes, el Astillero Xinhui, es el crucero eléctrico más grande del mundo.

Su propulsión está dada por un motor eléctrico hidráulico alimentado por una batería de gran capacidad de 7,5 MWh, o para decirlo en la misma unidad de medida utilizada para los autos eléctricos, unos 7.500 kWh, lo que equivale a unos 100 vehículos a batería. La autonomía no es tan alta, el barco puede recorrer solo unos 100 kilómetros por carga, por lo cual su destino es el del transporte turístico local. Su condición de eléctrico 100% le permite ahorrar unas 530 toneladas de combustible fósil, y generar un ahorro de 1660 toneladas de gases de efecto invernadero por año.

Este barco tiene un papel significativo en el cumplimiento del objetivo de China, de alcanzar el máximo de emisiones de carbono para 2030 y reducirlas completamente a cero para 2060. Parte de ese proceso, además de la propulsión eléctrica de vehículos de todo tipo, está también en la producción de la energía en sí misma. Para generarla de modo sustentable, la electricidad que cargará este buque procede de la presa hidroeléctrica de las Tres Gargantas, una de las más grandes del mundo.

El viaje inaugural del Yangtze River Three Gorges 1 fue el pasado 29 de marzo, y automáticamente el crucero quedó operativo para su uso en paseos turísticos para la ciudad de Yichang. El costo de desarrollo y construcción del barco fue de 150 millones de yuanes, algo así como 23,5 millones de dólares. El crucero es un proyecto privado de China Yangtze Power, filial local del China Three Gorges Corp y Hubei Three Gorges Tourism Group, pero está patrocinado por el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información y el Ministerio de Transporte de China, en un intento de aprovechar la energía limpia y el transporte ecológico.

Fuente: Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Main Menu

¿Necesitas ayuda?