UN VELERO CON 2.000 KILOS DE COCAÍNA ES INTERCEPTADO A 55 KILÓMETROS DE LA COSTA ESPAÑOLA

El patrullero ‘Alcaraván I’ del Servicio de Vigilancia Aduanera ha realizado el abordaje en una operación internacional en la que se ha detenido a los 4 tripulantes

El Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, en una operación conjunta con Guardia Civil y la Policía Nacional, ha interceptado a 30 millas náuticas, 55,5 kilómetros, de Santander un velero tipo ‘sloop’ de 13 metros de eslora, de nombre ‘Night Falls’, con bandera de Reino Unido, cuando transportaba aproximadamente 2.000 kilos de cocaína valorados en unos 70 millones de euros. La operación se inició, como consecuencia de la colaboración internacional, a través del intercambio de información entre el Centro de Análisis y Operaciones del Atlántico (MAOC-N) y el Centro de Inteligencia Contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO).

La información ha sido objeto de investigación por parte de los tres cuerpos policiales españoles: el Servicio de Vigilancia Aduanera, la Policía Nacional y la Guardia Civil. En la operación también ha colaborado la Agencia Nacional del Crimen de Reino Unido (NCA en sus siglas en inglés), ha informado este miércoles la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria. Fruto de ese intercambio de información se determinó la posible implicación de una embarcación sospechosa de tráfico ilícito de estupefacientes procedente de Sudamérica y que acabaría de cruzar el Atlántico para arribar a costas españolas.

Como consecuencia de ello, el Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria estableció el oportuno dispositivo aeronaval con el fin de localizar este objetivo que involucró distintos recursos de Galicia, Cantabria y País Vasco. La búsqueda de la embarcación se extendió durante más de 48 horas y, finalmente, como resultado de la misma, el patrullero ‘Alcaraván I’, con base en Santander, localizó y llevo a cabo el abordaje del velero en la medianoche del día 1 al 2 de agosto.

La embarcación no navegaba con un rumbo determinado, sino que se encontraba parada en un punto situado a 30 millas al norte de la costa. Este hecho resultó muy llamativo no solo por las condiciones meteorológicas en la zona, sino porque coincide con la práctica habitual en este tipo de operaciones: las embarcaciones que transportan cocaína desde Sudamérica o el Caribe realizan un trasbordo a otra embarcación con el fin de su llegada al destino final para hacer más difícil su detección detectada por las autoridades. Por ello, se presume que el velero ‘Night Falls’ estaría en esas coordenadas esperando realizar un trasbordo de la droga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Main Menu

¿Necesitas ayuda?