LAS ORCAS VUELVEN A AVERIAR VELEROS Y AHORA MUERDEN LOS CABOS CUANDO LOS REMUELCAN

Primero fueron a por el timón y después se lanzaron a por la cuerda con la que ayudaban a un yate en Barbate

Sigue siendo un misterio el motivo por el que un clan de orcas, o algunos miembros de ese grupo, la han tomado con los veleros desde hace algo más de dos años. Decenas de interacciones con yates desde el golfo de Cádiz a la Bretaña francesa, varias de ellas en las costas de Galicia, acreditan un comportamiento inédito hasta que se constató y que los científicos y los investigadores no aciertan a explicar. Que se lanzan a por los timones de las embarcaciones ya es tan habitual que, entre la primavera y el otoño, se repiten los incidentes. Además del susto y del desconcierto de los tripulantes, suelen acabar con los barcos averiados, sin gobierno. Más novedoso es lo que hicieron dos de esos cetáceos días atrás en el litoral de Barbate (Cádiz). Salvamento Marítimo cuenta que después de inutilizar un timón fueron a por el cabo con el que se remolcaba un velero, cogiéndolo con la boca.

Imposible saber si querían seguir jugando, como algunos dicen que hacen cuando la emprenden con los timones, o interferir en la ayuda que estaba recibiendo la embarcación que habían dañado poco antes. Tratando de buscar explicaciones a las interacciones de las orcas con yates, algunos investigadores apuntan a una posible mala experiencia de un grupo o parte de él con un velero, un percance en el que podrían haber sufrido daños. Ese mal recuerdo, grabado en la memoria de unos cetáceos muy inteligentes que conviven en familias, podría ser el motivo de la animadversión que parecen mostrar hacia esas embarcaciones.

 la espera de los resultados del estudio encargado por el Ministerio de Transición Ecológica a la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (Cemma), más pronto que tarde las orcas localizadas ahora en el Estrecho de Gibraltar acabarán apareciendo por las costas gallegas, siguiendo a los bancos de túnidos de los que se alimentan.

Consejos y un ahuyentador

En el sur y en el norte, las autoridades marítimas y los expertos reiteran los consejos a los navegantes por si en su ruta se encuentran con algún clan o grupo de las Orcinus orca asentadas en el Estrecho e incluidas en la lista de especies protegidas, contando con un plan para mejorar su conservación en aguas españolas.

Salvamento Marítimo resume las recomendaciones: «Parar la máquina, arriar velas, dejar el timón a la vía, desconectar el automático y apagar la sonda, estar en silencio y no asomarse» a la borda de la embarcación. Otra opción para evitar sustos, porque hasta ahora no ha habido lesiones personales en ninguna de las decenas de interacciones documentadas, puede ser el ahuyentador incruento para prevenir sus embestidas, patentado por el gallego Enrique Tostado Rey.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Main Menu

¿Necesitas ayuda?