EL SORPRENDENTE YATE QUE SE CONVIERTE EN SUBMARINO

La firma U-Boat Worx hace realidad el Nautilus de ‘Veinte mil leguas de viaje submarino’

Existe actualmente una miríada de yates y superyates con todo tipo de detalles de lujo que los hacen exclusivos. Pero para algunas personas apasionadas por el medio acuático, navegar en mar abierto con todas las comodidades no es suficiente.

Es por eso que una empresa holandesa llamada U-Boat Worx, especializada en vehículos sumergibles, acaba de presentar una impresionante propuesta en la reciente edición del Monaco Yacht Show, una de las exhibiciones de yates más importantes del mundo. Se trata de un superyate de nada menos que 37,5 metros de longitud y 1.250 toneladas de peso capaz de sumergirse bajo el agua hasta 200 metros de profundidad.

Nautilus, el sorprendente yate que se convierte en submarino. U-Boat Worx

Este superyate submarino, que combina lujo y seguridad, se llama Nautilus. En este punto, quienes en su infancia hayan leído el libro de Julio Verne ‘Veinte mil leguas de viaje submarino’ no podrán evitar sorprenderse. Y es que la propuesta de U-Boat Worx pretende hacer realidad la nave de ciencia ficción ideada por el escritor francés en su novela de 1870. Eso sí, con la tecnología disponible hoy en día.

Este Nautilus del siglo XXI podrá desplazarse bajo el mar a una velocidad de crucero de 4 nudos (unos 7 km/h), una cifra muy inferior con respecto al Nautilus imaginado por Verne, que podía alcanzar los 43 nudos (unos 80 km/h). El superyate podrá permanecer hasta cuatro días sumergido inmóvil bajo el agua, aunque si se desplaza, su autonomía disminuye a sólo seis horas. Y es que la realidad no siempre supera la ficción.

Eso sí, los atractivos que se encuentran dentro de este superyate submarino son inigualables. Por ejemplo, en el comedor, de unos 50 metros cuadrados, hay multitud de ventanas de tipo ojo de buey de unos 4 metros de ancho que permiten disfrutar de unas increíbles vistas del paisaje y la vida subacuáticos. Todo un privilegio del que disfrutará no sólo su propietario, sino también sus invitados, ya que aparte de una lujosa cabina principal, el superyate cuenta con cuatro cómodas cabinas adicionales que se pueden personalizar al gusto.

Nautilus, el sorprendente yate que se convierte en submarino. U-Boat Worx

Otro de los aspectos destacados del Nautilus es que los aficionados al submarinismo podrán dejarse llevar por un bote auxiliar, que se sitúa debajo de la cubierta de popa, hasta su punto de inmersión favorito. El bote, también submarino, se llama Aronnax, como el protagonista del libro de Verne, y tiene capacidad para llevar hasta cinco buceadores.

No olvidemos que estamos hablando de un superyate con capacidades submarinas pero que también puede desplazarse por la superficie del mar. Su calado es de 6,5 metros y puede navegar a casi 10 nudos (unos 17 km/h). Por supuesto, también cuenta con todas las comodidades de una embarcación de lujo convencional: una amplia terraza con solarium y piscina de agua dulce, un bar y un restaurante al aire libre, entre otros.

Fuente: La Vanguardia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Main Menu

¿Necesitas ayuda?